Qué hacer con ovejas negras en los equipos

¿Alguna vez has tenido una persona en tu equipo que con su actitud te bombardeaba todos los proyectos? ¿O has pensado que si no hacías nada al respecto, iba a contagiar al resto de sus compañeros?

Lo primero es identificar cuando se dan estas situaciones, dentro de los equipos siempre hay personas que difieren con tu punto de vista, e incluso es positivo que sea así y lógicamente cada uno tiene su personalidad, que no tiene porque ser homogénea. Los mejores equipos están formados por individuos diferentes. Cuando hablo de una oveja negra Me refiero a una de esas personas que deciden ir por libre, importándole poco, o nada, cual sea la meta a alcanzar que marca la dirección de la empresa y que deciden marcar un camino por su cuenta. Es decir, me refiero a un problema que la empresa debe gestionar.

1. Una vez detectada hay que actuar lo antes posible. Lo primero que hay que tener presente es que se está tratando con una persona y, como tal, tendrá sus motivos y razones para mostrar una actitud en el trabajo de manera diferente a los demás. Teniendo esto claro, se debe hacer hablar con la persona, para escuchar su versión de la situación y poder recopilar la información necesaria para valorarla. No es el momento de juzgar, sino de escuchar. En el momento inicial, el trato personal es clave en esta operación. Si se quiere resolver el problema, hay que conseguir que exponga sus motivos reales. Para ello, es un interesante punto de partida  actuar como amigo, más que como jefe, pudiendo plantear para ello una reunión informal fuera de la oficina, tomando un café o caña en mano. La conversación que debe conducir a la búsqueda de una solución, por lo que la mejor receta es atajar directamente el problema, con franqueza y sin rodeos.

2. Tras la primera conversación, debe fijarse una ruta a seguir para volver a una actitud positiva, mostrando las opciones de las partes, para que no se quede en nada y siga la cosa igual. Su hay que cambiar algo, deben fijarse unos plazos y hacer un seguimiento para lograr el objetivo marcado. Las ovejas negras siempre tienen razones para justificar su postura y su modo de proceder. Puede que tenga razón en parte, en todo o en nada, así que nunca se debe prejuzgar a una persona que está actuando de este modo, no vaya a ser que tenga una justificación. Igual tiene razones de peso y a lo mejor, las apariencias engañan y el problema no está en esta persona, sino en otra u otras. Hay casos de acoso laboral que empiezan por hacer parecer que cierta persona acosada es una oveja negra, pero luego resulta que era una trama originada por sus compañeros o superiores, para hacerle la vida imposible. Es muy importante determinar un plan de actuación con compromisos y fechas por ambas partes y hacer un seguimiento basado en evidencias competenciales, dejando a un lado opiniones o juicios.

3. Si ese camino no se recorre y se agotan los recursos para hacerlo, lo mejor es comenzar con las medidas disciplinarias y, si no hay más remedio, prescindir de los servicios de dicha persona. Aunque cueste dinero el despido, da igual porque, a la larga, será más rentable mantener al equipo en condiciones y no dejar que alguien lo bombardee desde dentro. Si esta última medida se llega a producir, la discreción y la cautela deben acompañar a la información transparente. No de debe publicar en todos los foros que se ha despedido a una persona, dado que el equipo lo puede considerar como una medida intimidatoria del empresario contra los trabajadores. No debe olvidarse nunca que se trata de que el equipo vuelva a la normalidad, evitando escándalos, para que el trabajo del día a día permita alcanzar las metas fijadas.

Así que recuerda identifica claramente que es una oveja negra y qué no. Habla en privado con la persona, escucha antes de actuar. Define un plan de actuación con fechas y compromisos, síguelo y en caso de que que no cambie la actitud el plan debe tener sus consecuencias que no debes demorar en el tiempo, si no quieres que se expanda como una mancha de aceite por tu equipo.